17 de mayo de 2011

La princesa que dió calabazas al caballero de la armadura oxidada.

No me permitas que te salgan quistes en el corazón.
Una reina no se hace esas cosas a si misma.

La culpa no fue tuya.
Era un chico de fuegos artificiales.
Punto.

Recuerda: La profundidad le da miedo y le encanta la adrenalina del chispazo.

No obstante si no se crea complicidad y amistad entre ambos podrá haber mucha pasión, pero sólo eso y la relación acabará inexorablemente.

Hay gente a la que se le enciende la chispa una detrás de otra y no le cuaja ninguna.
Porque?
Sencillamente porque les encanta el efecto chispa,buscan la adrenalina que se libera, pues les hace olvidar por un momento su realidad interior _vacío, soledad, pánico a amar, miedo al abandono, miedo a que los dejen de amar...-
Mientras la adrenalina haga las veces de droga serán adictos de los chispazos iniciales de las relaciones, por el efecto resultante: las cumbres a las que los elevan.
Una vez pasado el chispazo querrán más de lo mismo.

Y por regla general eso no suele darse otra vez con la misma persona, sino con una nueva, otra desconocida a la que no le une lazo afectivo ninguno, de ahi que pueda surgir la chispa.
Sin lazos afectivos no hay compromiso y sin éste no hay miedo.

No te conviertas en una bloqueada emocional...

Rosetta Forner.

Gracias Moni ;)