3 de abril de 2014

Sólo vine a ver el jardín



"quiero quererte 
pero sin obsesión, 
con serenidad..."


Y empiezo yo con ese mirar 
que hace que te recojas el pelo
y abras tus piernas enfundadas en tu subconsciente, 
después subo mis brazos como en un jarrón y rompo tus mejillas
desnudas como yo,
te miro simple
sin querer decirte nada
sólo mirarte, sin más,
como mueves esa mente tan sexual que tienes
al son de unos huesos invisibles a mi deseo,
ríes y bailas sin restricción
tribus que te regalan un instante de locura
vuela alto, manos al cielo,
pelo enmarañado, ojos torneados,
espaldas que se rozan, codos en punta,
pies que levitan, carne trémula...
que acabas en paralelo a mi
entre mis manos que te miran
y gozas mi mirar
y sientes que la vida se te va...
se te va por el aliento que exhalas
pupilas blancas
gritos que mueren en el plano silbido, 
y acabo con ese mirar
que hace que te recojas el pelo.