30 de junio de 2012

CALA GO-GO

Quiero volver allí.Volver a sentir aquella olor de hierba mojada en la salida de los primeros rayos de sol en semana santa, volver a quedar impresionada con la majestuosa entrada con letras rojas: Cala Go Go.Y es que me robaron allí los mejores años de mi vida y sólo los meláncolicos y ex-campistas van a poder entenderme.
Recuerdo a la perfección que siempre dije que desde arriba el Camping era com un gran reloj y la esfera como su propio nombre dice, el centro de prácticamente todas las hisórias que ahora cortan los aviones al passar dejándolas en el aire sin ningún sitio donde repetirse.
Tengo una história para cada rincón de aquel lugar que a veces repaso en mi cabeza para no olvidar, sobre todo los partidos de fútbol, las pistas de ping.pong y la playa (no a bañarse claro), sitio absolutamente prohibido de noche por la mayoria de los padres ya que las leyendas urbanas, alguna verdad y el miedo a que las niñas se hicieran "mujeres" sin darse cuenta estaban a la orden del día.
Los torneos de fútbol femenino era muy importantes para mi ya que yo destaqué en algún tiempo muy muy remoto por jugar muy bien hasta que el peso de la adolescencia cayó sobre mi haciendo que me interesara por otras cosas... por ejemplo por tener amigas femeninas cosa que no había tenido en ningún momento.Adoraba a mis amigos chicos porque nunca había ningún problema de nada, sin embargo las chicas....Aguanté toda clase de insultos. de alagos y también de patadas, todo hay que decirlo.






Y quien no ha robado algo del súper metiendóselo en el bolsillo de la toalla? va no se hagan los longuis que en aquel tiempo las pesetas nos caian contadas o del cambio del pan. Recuerdo a una amiga mia a la que hace mucho que no veo ni se de ella, no diré su nombre, que se escondió una bolsa de patatas debajo de la camiseta y la pobre con su inocencia se la sacó mirándose en la puerta por la parte de fuera del mismo supermercado y claro la cajera la pilló de pleno y le dijo que no volviera si no era con su madre, fui la encargada de comprarle el pan el resto del verano porque no se atrevía a entrar.
Las pistas de ping-pong que llenaban su aforo de noche, si si, se hacían campeonatos de haber quien fumaba más, quien era el más gallito o qué chica era la que más "se dejaba", si señores en aquellos tiempos las cosas aún no eran como ahora y también recuerdo juegos en los lavaderos, de noche, que todavía flipo al acordarme.
Que decir de la playa de noche que no haya dicho ya, o de la piscina del laberinto donde me deje parte de mis codos, rodillas y un trozo de diente. De la piscina de cinco metros con aquel trampolón que a mi por lo menos me dejaba atolondrada sólo de mirar, no recuerdo haberme tirado en la vida.
La disco de noche con su "toro enamorado de la luna" o su "saturday night", las horas interminables en el lavabo a la hora de ducharnos y arreglarnos, creo que el horario era de 18 a 21.
Me acuerdo de una persona que fue amiga mia allí y con la que hoy aún hablo que me preguntó: quieres venir a ducharte con nosotras? también puedo sentir aún la verguenza de mis gestos.Lo hice sí y mi madre alucinó ya que siempre fui una de esas niñas a las que no le iban mucho las barbies ni eso de arreglarse.
La tienda de la Maricarmen y aquellos vestidos de rallas con la camiseta de licra debajo que todas teníamos!
También me acuerdo de alguien que como mascota tenía un pollo y que por aquellos años estaba acampado sinó me equivoco detrás mio, hablo de hace unos 23 años o más.Que vértigo!



Un sin fin de recuerdos, no acabaría nunca, que también vosotros podéis dejar aquí.
Os animo a que dejéis vuestro recuerdo escrito en este post y así haremos honor a un camping que nunca tendría que haber desaparecido y agradecer que tuvimos la gran suerte de haber podido disfrutar de una experiencia tan inolvidable.