1 de febrero de 2012

#19


Es que me mata y luego me resucita porque echa de menos mis alagos.
Y en mi intento desesperado de quererla entierro mi dignidad con su pala bra.