12 de enero de 2012

Golpe

"Sus movimientos son limpios y concisos, suaves como la brisa y precisos como un sin cesar de golpes rítmicos que te dejan sin aliento.”


De nuevo la nube se derrama por la comisura de mis labios y siento fuertes golpes en mi nuca, mi cuerpo agarrotado, mis piernas bailan al son de la convulsión y mis ojos torneados se descosen por un momento dejando entrar la luz pálida de tu rostro.