4 de noviembre de 2011

#Reflexión3

Y nunca se sabe pués dónde la vas a encontrar,quizás dándole una patada a una piedra de tu pasado.